luscinia DISCOS

noticias   artistas   distro   agotados   info   contacto   gracias | BC  FB

luscinia

lus_21

 Sebastian Wesman  Otros Parámetros

 

         Secrets 

         A Blue Bird

         Anatomic

         Elephant Mother

         Imaginary Mountain

         Funeral Horse

         Simple Present

        En la colmena

         Mechanic Bird

         The Last Flight of

        Ezequiel

        Sacrifice

         Todos los vientos

 

 

 12 € 

OTROS MÉTODOS DE PAGO

ENVÍOS CERTIFICADOS

COMPRA DE VARIOS DISCOS

escriba a

luscinia.discos@gmail.com

 

 

 

Otros Parámetros es el segundo trabajo discográfico -después de Astronomic Panoram (Luscinia, 2011)- del compositor y cineasta Sebastian Wesman (con el nombre de Isabelasnacho firmó, con anterioridad, Antes del Olvido e Invento). El presente álbum recoge una selección de piezas grabadas en 2012 y 2013 para proyectos cinematográficos que ha dirigido. Gran parte del material es rescatado -versiones remasterizadas y outtakes- de su film A Blue Bird (Sebastian Wesman Productions, 2012), ¡y para bien! porque el listado completo tiene una perfecta vida musical independiente. A lo largo de esta obra encontramos, por un lado, composiciones para violín y voz -los usa simultáneamente- de impulso melódico y discursivo, así como de pronunciado movimiento, que, con vehemencia, dibuja preciosas líneas y giros donde toma un valor fundamental la interpretación. Han sido registradas en la Catedral Kaarli de Tallín (ciudad de residencia de nuestro autor argentino), un espacio que aporta un sonido espléndido. Dicho conjunto alterna con piezas de estudio más abstractas melódicamente, y breves, de timbres más diversos, que resultan entrañables y recogidas, y donde cultiva de manera especial el minimalismo y el arte de lo transitorio. Todas ellas tienen la propiedad de desarrollarse con mucha sensibilidad y equilibrio, espirando un aire purificador; se agitan como vuelos y aleteos en su discurrir, ofreciendo, por lo demás, una calidad tímbrica muy personal y expresiva. Para enriquecer esta presentación, no pueden faltar las sugerentes reflexiones que aportó en su momento Vicent Minguet en la revista Sonograma: "un recopilador de detalles perdidos en el transcurso de los espacios entre nota y nota [o entre sonido y sonido, o entre tiento y tiento -añadimos-]. Sabe recogerlos uno a uno y los entreteje magistralmente ofreciéndonos un tapiz exótico, extraño a primera vista, pero que cala hondo por poco que se contemple."

 

Selección de piezas 

Anneli Kõressaar

 

Grabación 

Ann Reimann,

Grete Schneider y

Sebastian Wesman

 

Masterización 

Grete Schneider

 

Diseño gráfico

Stella Maris Santiago

y Sarah Vacher

 

Jewelcase

 

Trailer

 

Septiembre de 2013

 

Entrevistas:

 

Fluster 6/2/2014:

"Showcase: Sebastian Wesman"

Revés 3/9/2013:

"Los parámetros de Wesman"

Revés 31/1/2013:

"Cantos azules"

 

sebastianwesman.com

 

 

 

         Críticas

 

" El presente registro discográfico recoge una serie de músicas que el compositor y director de cine Sebastian Wesman registró para diversos proyectos audiovisuales y reportajes a lo largo de los años 2012 y 2013. Aunque argentino de origen, Wesman reside en Estonia. Su obra musical explora las posibilidades del violín y de la voz. No es una música absoluta la suya, por decirlo en las palabras que antaño usaran tantos musicólogos y musicógrafos de la tradición académica más ortodoxa. El oyente se encuentra en este caso frente a exploraciones de profundo calado, inclasificables, excepcionales y a menudo íntimamente relacionadas con la imagen, de la que difícilmente podemos disociar estas músicas. Así ocurría en A blue bird (ver reseña), y así ocurre en este compendio sonoro de músicas para cuya grabación Wesman continua eligiendo la maravillosa Kaarli Catedral de Tallinn. La singular calidad acústica de este templo nos permite viajar una vez más hasta aquellas latitudes boreales con solo dejarnos llevar por la reverberación de los armónicos del violín en sus insistentes vaivenes y nerviosos arpegios. La repetición y la variación constante de una pequeña célula melódica o rítmica constituye a menudo el punto de partida de un discurso musical que, a pesar de todo, no cabría definir como minimalista si se quiere hacer justicia a la realidad de una propuesta tremendamente original, puesto que bebe del universo minimalista tanto o más que del maximalista. Wesman compone al mismo tiempo que trabaja en sus proyectos cinematográficos. No es, pues, extraño, que la música que resulta de su trabajo anticipe o refleje de alguna manera el material visual con el que a menudo nos sorprende. La selección de las obras aquí recogidas corre a cargo de Anneli Köresaar. La remasterización la debemos a la ingeniera alemana Grete Schneider y el diseño del álbum a Sarah Vacher Olivares. Un formidable equipo que nos permite, una vez más, acercarnos a la singular personalidad musical de este artista. " (Vicent Minguet, Revista Sonograma, 29/3/2014)

   

" Muchas veces suele empezarse la reseña de un artista que es nuevo para nosotros con frases como “desde […] nos llega el disco de [...]” o alguna fórmula equivalente. Tendríamos dificultades para hacer algo similar con el disco del que hablamos hoy porque ¿desde dónde nos llega un disco como éste? ¿desde Argentina? país de nacimiento del bonaerense Sebastian Wesman. ¿Acaso desde Estonia? lugar en el que reside desde hace un tiempo y donde se grabó el CD. ¿desde Granada? ciudad en la que tiene su sede el sello Luscinia Discos que lo publica.

Tampoco la música que el trabajo contiene nos ayuda a ubicarlo desde un punto de vista geográfico ni temporal. Hay referencias pero son tan eclécticas como la trayectoria de su autor. Wesman, como hemos apuntado, nació en Buenos Aires y comenzó a formarse artísticamente en la Escuela de Arte Leopoldo Marechal. Más adelante continuó sus estudios de violín en diversos países con diferentes profesores, completándolos con los de composición. Se diría que todo esto se le quedaba pequeño puesto que también estudió cine y artes visuales como otros medios de expresión a través de los cuales comunicarse con el resto del mundo. Ignoramos qué vericuetos terminaron por conducir a Wesman hasta un país tan lejano de su Argentina natal como Estonia aunque sospechamos que su admiración por el compositor Arvo Pärt pudo tener algo que ver.
Seguir leyendo...
 " (Mike Shooter, La voz de los vientos, 11/6/2015)

 

 

___________________________________

Última actualización: 19 de agosto de 2015